El Taller de interiorismo Beatriz Cosials diseña la reforma y ampliación del control de acceso a Applus en Bellaterra

Por parte del cliente el encargo era simple: El control de acceso al recinto de las oficinas de Applus en Bellaterra debía reformarse, y por ello necesitaba además ampliar sus espacios.De las propuestas recibidas Applus escogió la realizada por Beatriz Cosials, con la colaboración de Julián García Arquitecto.

Todo esto se realiza en un solar de forma triangular, el cual se organiza de manera que por la cara delantera se accede al recinto, tanto el tráfico rodado como la circulación de personal y clientes, mientras que por la trasera se realizan únicamente las salidas motorizadas.

 6appplus2016proyecto

Se debía reformar para actualizar toda la tecnología de control de accesos, a la vez que reforzar la imagen de empresa hacia sus clientes y trabajadores. Y se debía ampliar para dar mejor servicio, aumentando zona de trabajo y creando áreas de espera y de reunión para los clientes; de este modo, se reducen las visitas externas hasta las diferentes naves y oficinas que hay en el interior del recinto.

Se parte de un edificio circular de cubierta cónica y de estructura de pilares situados en el exterior del cerramiento.

El volumen se amplia ubicando el cerramiento exterior alrededor de la estructura de pilares, al cual se le adosa un nuevo cuerpo, en este caso siendo de forma rectangular.

A partir de aquí, estos dos cuerpos se relacionan de manera contraria; sólo una cosa los une, y es el color blanco de todos los materiales aplicados.

El circular es opaco, mientras el rectangular es vidriado.

El circular es ligero  por el revestimiento de chapa ondulada microperforada, mientras el rectangular es pesado por las paredes de obra estucadas.

El circular alberga los usos de servicios y tecnología, mientras que el rectangular alberga los usos más comerciales y de atención al exterior. Justo en la intersección de los 2, se sitúa el elemento que une los 2 usos, el mostrador.

El circular tiene la mayoría de instalaciones sobre su falso techo, mientras el rectangular deja visto su forjado de hormigón.

El nuevo cerramiento exterior sobrepasa por completo en altura el volumen antiguo; de manera, que se ubican maquinarias varias de instalaciones en su interior, ocultas desde el exterior.

El volumen se amplia también, aunque en este caso en el exterior, a través de una marquesina que da cobijo al control de accesos y acompaña al peatón hasta el interior del recinto. Resulta de la extrusión hacia al exterior de la estructura metálica del interior. Se soporta mediante los mismos perfiles situados en el interior, y en su totalidad está construida con perfiles HEB a modo de vigas, y tubulares rectangulares a modo de viguetas, creando un ritmo de 6 módulos; 3 de los cuáles están vidriados para protección de la lluvia.

 7applus2016proyecto

La paleta de materiales es mínima: perfiles metálicos y chapa ondulada microperforada esmaltados en blanco, forjado y pavimento de hormigón, paredes estucadas en blanco, carpintería de madera en SolidCore blanco, y sillería en polipiel blanca.

Así pues, tenemos una construcción completamente blanca, sobre la que las únicas piezas de color son las alfombras circulares situadas en los extremos opuestos del espacio rectangular (zona de espera y sala de reuniones)y los toques de color corporativo de los diferentes rótulos

 8applus2016proyecto

La puerta de acceso se sitúa en la mitad del lado longitudinal del volumen rectangular, siendo todo vidriado.

Al entrar, un mostrador de 3 mts. de largo se encuentra en frente. Separa la zona de servicios respecto la zona de cliente.

La misma chapa ondulada que se usa en el exterior para cubrir el volumen circular, se usa aquí para dar ligereza y efectos de transparencia al mueble.

En las paredes estucadas se reservan unas cajas lineales, encastadas y retroiluminadas para aplicación de elementos expositivos removibles, así como unos monitores para dar explicación al visitante de qué y quién es Applus.

 9applus2016proyecto

Las dos áreas creadas para dar servicio a los visitantes son circulares.

La sala de espera se forma con butacas que giran alrededor de una mesa central circular, dispuesta sobre una alfombra de 3 mts. de diámetro que cumple la función de recoger estas piezas de mobiliario.

Lo mismo sucede en la sala reuniones. Una gran mesa circular de trabajo está dispuesta sobre la misma alfombra con sillas alrededor. En este caso, se ilumina la mesa mediante una lámpara de suspensión que cae sobre el centro de la mesa.

Arquitecto colaborador en consultoría y estructura:     Diego Olavarría
Constructora:                                                          IC10 Proyectos Técnicos y Construcciones SL
Fotografías:                                                             Meritxell Arjalaguer

 

Ronda de Sant Pere 40, 4º2ª
08010 barcelona
+34 610 509 178
www.beatrizcosials.com


© Todos los derechos reservados  |  Vía Quatro Comunicación S.L  |  GRUPO VÍA  |  2017