Terminal de Autobuses de la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

En un esfuerzo continuo por mejorar la experiencia de viaje y organizar las crecientes demandas de pasajeros y empresas de transporte, surge la Terminal de Autobuses de la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Se inauguró hace poco más de un año. FBarquitectura junto con INCOSA tuvieron la oportunidad de llevar a cabo el Proyecto Constructivo y Asistencia Técnica de Arquitectura en obra de este proyecto. Se trata de una moderna área de estacionamiento de autobuses diseñada para atender a empresas de transporte que ofrecen servicios de línea de larga distancia y servicios discrecionales. Este espacio está configurado con precisión, comprendiendo un total de 10 dársenas estratégicamente distribuidas y una amplia área central destinada a la espera de pasajeros.

En adición a esta infraestructura, se reservó un área específica para autobuses de cortesía de hoteles y otros servicios, la cual dispone de una única dársena de embarque y un andén especialmente habilitado para la comodidad de los pasajeros que son recogidos en dicho lugar.

En la planificación para el futuro hasta 2030, se identificó la necesidad de expandir la estación de autobuses para albergar 30 dársenas, con una superficie mínima de 775 metros cuadrados para la espera y circulación de pasajeros. También se contempla la apertura de una zona comercial de al menos 350 metros cuadrados para mejorar la experiencia de los usuarios.

La reciente terminal de autobuses representa un compromiso continuo por parte del aeropuerto de brindar servicios de calidad a los pasajeros y empresas de transporte.

Solución adoptada Terminal de Autobuses de la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

La propuesta se ubicó en la parcela norte del aparcamiento público P4, en las inmediaciones de la T4, y se basó en la idea de piezas modulares de estacionamiento. Lo más destacado de esta propuesta fue la elección de un modelo de estación compacta. De esta manera, los autobuses siguen un recorrido perimetral circular por el exterior, dejando un espacioso interior que se utiliza para las zonas de espera de pasajeros, áreas comerciales y otros servicios esenciales.

El proyecto se caracterizó por la existencia de tres flujos diferenciados: peatonal, vehicular y de autobuses. Estos, están estratégicamente diseñados para no cruzarse en el mismo nivel. Se garantiza así una circulación fluida y sin interrupciones en todo momento.

Propuesta

La propuesta se desarrolló en dos niveles claves relacionado con el pasajero que embarca (P0) y otro con el que espera (P1):

  • Nivel 0: Este nivel alberga las zonas de embarque, áreas comerciales y servicios esenciales. Las áreas exteriores de espera y los filtros de embarque están cubiertos, velando por la comodidad de los pasajeros.

 

Nivel 1: En este nivel, se encuentran las zonas de espera, que incluyen zonas de restauración y áreas comerciales adicionales. Cuenta además con una terraza exterior que rodea todo el perímetro, complementando perfectamente los espacios interiores.

Conectividad

La conectividad peatonal se logró a través de la pasarela ya existente que sirve a los módulos de estacionamiento, extendiéndola hasta el final del módulo F. Aquí, se creó un primer núcleo vertical que conectó la pasarela con el nivel 1 de la estación (+5.00m) mediante rampas y ascensores. Además, se construyó un segundo núcleo vertical que conecta el nivel P1 con el nivel P0 en el centro de la estación.

Este diseño permite a los pasajeros que vienen desde la T4 por la pasarela experimentar dos cambios de nivel fluidos.

En primer lugar, descienden desde la pasarela al nivel de la P1 del terminal de autobuses, atravesando el nuevo módulo mediante otra pasarela sin interrumpir el flujo de los autobuses que circulan por el nivel 0. Posteriormente, una vez en el núcleo central de la estación, pueden bajar desde el nivel de espera P1 al nivel de embarque P0, utilizando escaleras y ascensores.

El proyecto se calculó y diseñó de modo que permitiera la futura construcción sobre la planta 1 de 4 niveles de aparcamiento de vehículos iguales a los módulos existentes, y con conexión directa al módulo F.

En el proyecto se incluyó todas las instalaciones necesarias para optimizar su operación, desde una zona reservada para un futuro punto de repostaje hasta una oficina para la gestión de la zona de autobuses. Cada dársena está equipada con paneles informativos digitales, sistema de lectura de matrículas y control de accesos a la entrada y salida del aparcamiento y equipamiento general.

Unidades de actuación

En resumen, este ambicioso proyecto se dividió en tres unidades de actuación:

  • Ampliación de la pasarela existente del módulo F del aparcamiento de la T4.
  • Construcción del núcleo vertical y de la nueva pasarela.
  • Creación del moderno edificio de autobuses que ha mejorado significativamente la experiencia de viaje en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

 

Este proyecto representó un paso importante para FBarquitectura que aportó con su experiencia hacia un transporte de calidad en una de las principales puertas de entrada a España.

Compartir...