REQUENA Y PLAZA, estudio de arquitectura e interiorismo de Madrid, ha finalizado la ejecución de sus proyectos de interiorismo de los nuevos centros residenciales EMERA Boadilla del Monte y EMERA Carabanchel, en la Comunidad de Madrid. Se trata de dos residencias de ancianos ubicadas en la calle Comunidad Navarra 1, de Boadilla del Monte y en la calle Ventura Díaz Bernardo 6, del barrio madrileño de Carabanchel. Cada una con su estilo y adaptada al contexto de su ubicación y al tipo de usuarios.

Uno de los datos a destacar en el caso de EMERA Carabanchel es que es la primera residencia de EMERA en España que cuenta con plazas residenciales equipadas como apartamentos independientes. Con una superficie de unos 11.650 m2, este nuevo edificio tiene un diseño moderno, firmado por Shar Arquitectura, estudio de Valladolid especializado en este tipo de centros sociosanitarios, con dos patios interiores que aportan mucha luz a las estancias, favorecido ello por la altura de los techos, tanto de las zonas comunes como de los pasillos, y que dan mucha amplitud al espacio.

El edificio está compuesto por una planta sótano con parking, y cinco alturas sobre el suelo. En total, son 149 habitaciones, de las que 30 son dobles, 119 individuales y, también, 11 suites.

En la planta baja se encuentra una zona de 17 estancias que componen la Unidad de Cuidados Especiales. Por encima, las tres primeras plantas, disponen todas de dos salas de estar y un comedor con amplios ventanales. En la cuarta planta se encuentra el Club Social y las suites equipadas como apartamentos independientes, novedad en las residencias EMERA, 5 viviendas son para dos personas y seis son individuales.

La decoración se ha diseñado para que resulte muy elegante y acogedora, utilizando efectistas panelados fáciles de mantener, muebles de madera y telas para aportar calidez, y otros elementos y características para mejorar el bienestar de los residentes: Como el módulo de la Unidad de Cuidados Especiales, decorado con un estilo vintage para que las personas con demencia se sientan como en casa. También cada planta tiene un color diferente (azul, verde, beige, naranja y coral) para ayudar a los residentes a estar correctamente ubicados.

requena2

El también nuevo edificio de EMERA Boadilla del Monte está diseñado acorde al entorno que le rodea en la localidad homónima, dentro del mismo estilo de las viviendas de la zona, y con una zona central en planta baja con grandes cristaleras que dan al jardín y por las que se logra una gran luminosidad natural.

La intervención se ha desarrollado sobre una nueva edificación que cuenta con una superficie de 6.485 m2 y amplias zonas ajardinadas. La residencia está dividida en dos bloques de tres plantas cada uno que se comunican por la recepción en planta baja. Cuenta con un total de 140 habitaciones, de las que 20 son dobles y el resto individuales, destacando que las habitaciones de la segunda planta cuentan también con terraza.

En planta baja, además de la Unidad de Cuidados Especiales y la recepción, se encuentra el restaurante, sala de rehabilitación y terapia ocupacional, sala multiusos, capilla, enfermería y la zona de administración y médico. En la planta sótano, encontramos una gran cocina, lavandería, almacenes y velatorio.

La decoración de EMERA Boadilla del Monte sigue igualmente un elegante diseño y es muy acogedora, siguiendo la línea de la marca, y donde cada planta tiene colores diferentes distribuidos en bloques para diferenciarlas. En este caso, los colores empleados son: naranja, beige, azul, verde y burdeos. Cada bloque de habitaciones cuenta propiamente con una sala de estar y un comedor muy amplio.

“Tanto la residencia EMERA Boadilla del Monte como EMERA Carabanchel logran unificar la funcionalidad necesaria en un centro residencial, con el refinamiento y una estética cuidada que demandan sus usuarios potenciales, tanto en el conjunto del edificio como en el mobiliario y demás detalles decorativos. Hemos sabido plasmar las necesidades y lograr la satisfacción, tanto de nuestro cliente como de sus usuarios”, declara José Plaza, socio fundador de REQUENA Y PLAZA.