estudio aaro – Transformación radical a través del diseño a medida

Situado en el barrio madrileño de Argüelles, este antiguo piso se encontraba compartimentado en tres pequeñísimos apartamentos. El encargo de los clientes -una pareja joven con un perro- fue claro: conseguir una casa cómoda y moderna, que se adaptara a las necesidades de su familia sin perder la posibilidad de tener unos ingresos extra. Para ello, se decidió mantener uno de los apartamentos separado y unir los dos restantes en una vivienda de unos 65 m2. Las condiciones del piso demandaban una reforma integral, algo que supuso todo un reto ya que se contaba con un presupuesto reducido. Lo más importante fue optimizar la distribución: el acceso en diagonal, situando el baño en la única esquina sin iluminación natural, fue la clave para lograr que la luz entrara hasta el recibidor y conseguir un espacio de salón-cocina-comedor amplio y luminoso, orientado al exterior.

El alma del proyecto es el mueble longitudinal que recorre la casa de lado a lado y da servicio tanto al recibidor, como al dormitorio, el comedor y el salón, resolviendo todas las necesidades de almacenamiento. Esta pieza también sirve para ocultar en su parte superior los conductos de aire acondicionado y calefacción, quedando así las instalaciones perfectamente integradas en el diseño. Durante la obra se encontraron sorpresas como la de descubrir la preciosa estructura metálica original del edificio, que se decidió potenciar pintando uno de los pilares de un azul llamativo, a juego con los azulejos del frente de la cocina.

Este proyecto es un estupendo ejemplo de cómo se puede conseguir una casa acogedora, funcional, luminosa y con personalidad a partir de pensar una buena distribución y apostar por el diseño de muebles a medida que aprovechen el espacio al máximo, a pesar del reducido número de metros cuadrados.

Diseño y reforma: estudio aaro

Reportaje fotográfico: David Ballester

 

Compartir...