Las nuevas oficinas verdes de ING también contribuyen a la lucha contra el cambio climático

Infografía MAD ING web

Infografía MAD ING web

El compromiso de ING con el medio ambiente siempre ha sido un pilar de actuación para el banco y ahora, con su nueva sede, aún queda más patente. El edificio no sólo reúne unas características que lo convierten en un espacio verde, sino que fomenta hábitos y costumbres, ayudando a los profesionales a ser más respetuosos con nuestro entorno. El proyecto lo firma el despacho Fenwick Iribarren Architects.

La nueva sede de ING es respetuosa con el medio ambiente desde su diseño y construcción, pero también por el tipo de energía que consume, por la eficiencia con la que lo hace e incluso por el entorno en el que se envuelve y que conecta al profesional con el medio. El edificio reúne una serie de características que le han hecho merecedor del máximo reconocimiento en el sector inmobiliario, la certificación LEED Platinum.  Así, por ejemplo, ha sido construido con materiales reciclados y cuenta con sistemas de eficiencia energética. Las placas solares y paneles termosolares instalados generan el 38% de la electricidad destinada al alumbrado y calienta el 100% del agua que se consume.

En su exterior, las nuevas oficinas están rodeadas por numerosas zonas verdes con árboles y vegetación de baja demanda de riego.  Destaca un huerto urbano que no sólo absorberá 558,48 kg. de CO2 al año, sino que también fomentará el contacto de los profesionales con la naturaleza sirviendo además de espacio de desconexión. Fomentar la movilidad sostenible ha sido otra de las prioridades del banco, y tiene disponible 74 plazas de parking con acceso a recarga para vehículos eléctricos, así como la posibilidad de acceder a bicicletas eléctricas.

Todo ello se suma a las políticas ya implantadas por ING en España durante 2019 por las que se eliminaron los plásticos de un solo uso y que supuso el paso a un suministro eléctrico 100% procedente de energías renovables. Además, el banco acaba de publicar su segundo informe de TERRA, su hoja de ruta para alinear su cartera de préstamos con los objetivos climáticos del Acuerdo de París, que se compromete a mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2ºC.

 

Compartir...

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email