Ingravitto gana el concurso para la descarbonización de edificios educativos de la Junta de Andalucía

El estudio de arquitectura Ingravitto será el encargado de convertir en ‘centros educativos sostenibles’ de la Junta de Andalucía el instituto de enseñanza secundaria Miguel de Cervantes y el colegio de educación infantil y primaria Baltasar de Alcázar, ambos situados en Sevilla capital.

Una adjudicación conseguida por estos especialistas tras haber ganado el concurso promovido desde la Consejería de Educación y Deporte y la Agencia Pública Andaluza de Educación dentro del ‘Programa para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad en centros educativos con instalaciones de producción fotovoltaica y de refrigeración sostenible’ de la Junta de Andalucía.

Para conseguir el objetivo de ‘Centro Educativo Sostenible’, el estudio de arquitectura sevillano va a actuar siguiendo este programa para la “descarbonización de los edificios” por el que se van a realizar actuaciones que conlleven la mejora de la eficiencia energética de los edificios escolares, junto con el adelanto en las condiciones de confort de eficiencia energética y sostenibilidad en centros educativos.

Es destacable que, según un estudio reciente de eficiencia energética en edificios de la Unión Europea, “los inmuebles son los elementos que más energía consumen y se encuentran entre los principales emisores de dióxido de carbono”. Por ello y teniendo en cuenta esta premisa, Ias actuaciones en este proyecto han sido diseñadas para “disminuir la demanda energética de estos dos centros educativos a través de acciones ecosostenibles con propuestas que cumplan con objetivos comunes y se integre en los centros con opciones viables y efectivas que respondan a las necesidades reales de la comunidad educativa”, ha comentado el CEO de Ingravitto, Raúl Tinoco.

Teniendo en cuenta las actuaciones alineadas con las políticas europeas en materia de eficiencia energética en edificación y con las líneas establecidas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, así como con la Estrategia para la Transformación Económica de Andalucía (ETEA) y la Ley Andaluza de Bioclimatización, Ingravitto va a llevar a cabo la activación de medidas como la implantación de placas fotovoltaicas en la cubierta con el fin de “modificar el modelo de producción energética para conseguir un sistema limpio, renovable y gratuito”, ha dicho Tinoco.

Otra de las acciones para conseguir la reducción de la demanda energética valoradas por el estudio sevillano, consistirá en la instalación de un sistema de climatización de bajo consumo. Es decir, “un sistema de climatización para edificios educativos de 4.043 m² y 2.939 m² de superficie, como son estos dos centros, con alta demanda energética y que con nuestra propuesta se conseguiría reducir drásticamente la demanda gracias al tipo de instalación que planteamos, llamada climatización evaporativa o enfriamiento adiabático”, ha explicado el CEO de Ingravitto.

A su vez, los objetivos que se persiguen en el proyecto de la Junta de Andalucía son reducir la demanda de energía y el consumo de energía procedente de fuentes no renovables; y de esta manera conseguir que se mejoran las condiciones de habitabilidad de los edificios escolares con técnicas bioclimáticas, mejorando la sostenibilidad de los centros a lo largo de toda su vida útil.

Con el fin de hacer frente a estas premisas europeas, en Ingravitto se va a disponer instalaciones de producción eléctrica fotovoltaica en combinación con sistemas de refrigeración sostenible y con una propuesta de sistema de climatización novedoso en uso educativo, ya que, asegura este especialista, hasta el momento se utilizaba exclusivamente en ámbitos industriales y su principal característica es que tiene “un consumo energético muy bajo”.

Se trata, ha añadido Tinoco, de “un procedimiento piloto basado en el enfriamiento de aire exterior con la singularidad de que, además, este aire será aire limpio con las consiguientes ventajas que aporta a la ventilación de espacios, tan importante en la actualidad”.

Por otro lado, la actuación de Ingravitto en el presente programa atiende a la necesidad de descarbonización que pasa, como anteriormente hemos señalado, por la instalación de placas fotovoltaicas para captación solar en la cubierta. Esta instalación realizará el aporte de energía limpia, gratuita y renovable que el conjunto necesite, teniendo en cuenta la reducción ya conseguida con la climatización propuesta. De este modo, el edificio llegará a parámetros de edificio de consumo energético casi nulo (NZEB), cumpliendo con los objetivos planteados por la agenda 2030.

Ingravitto, referentes en rehabilitación energética

Con toda esta actuación de descarbonización en centros educativos de la Junta de Andalucía, Ingravitto da un paso más en su esfuerzo reducir el uso de energías no renovables y su emisión de gases contaminantes a la atmósfera. Un compromiso que este grupo iniciaba con este tipo de actuaciones hace 10 años, adquiriendo su responsabilidad hacia las ciudades eficientes y ecosostenibles, así como en su labor urbanística y edificatoria.

En este sentido, ha realizado proyectos de rehabilitación energética en edificios ya construidos de las sedes de Córdoba, Huelva o Tenerife de una empresa internacional como Endesa. Además de en uso administrativo y educativo, el estudio de arquitectura e ingeniería andaluz también desarrolla Rehabilitación energética en edificios hoteleros, centros comerciales y viviendas, consolidándose como Agente Rehabilitador.

El proceso de trabajo en este campo se inicia con una auditoría previa y ‘due diligence’ para analizar las demandas energéticas elevadas y las carencias en el edificio. A continuación, se plantea un plan de acción previo en el que se analiza qué se puede mejorar y en el que se miden a futuro datos cuantitativos de cómo la actuación reducirá la demanda energética y por extensión el coste y las toneladas de CO2 emitidas.

Finalmente, dentro de la visión del grupo está acometer las obras e instalaciones teniendo en cuenta medidas arquitectónicas pasivas y activas para hacer a los edificios energéticamente sostenibles y cumplir con los objetivos de la agenda 2030 en cuanto a sostenibilidad y la descarbonización total de edificios con el horizonte puesto en 2050.

Actualmente, Ingravitto está realizando dos edificios NZEB (consumo energético casi nulo): el Centro de Innovación CIU3A en el Puerto de Sevilla y las Nuevas Dependencias para la AEAT en el Puerto de Málaga. Asimismo, se acaba de adjudicar el concurso para la rehabilitación energética de edificios de uso público del ayuntamiento de Sevilla y de esta forma se consolida como empresa internacional de referencia en rehabilitación energética de edificios.

Compartir...

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email